Leyre Valiente, derroche de talento con Quimaere

Pese a haber estudiado Comunicación Audiovisual y empezado su carrera profesional en el mundo del cine, muy rápido Leyre se dio cuenta de que lo que realmente quería era trabajar en moda. Se formó en el IED y,nada más terminar, viajó hasta Inglaterra para trabajar con Alexander McQueen.
“Envié mi portfolio y me pidieron que fuera un día a su taller para trabajar con ellos y ver si me cogían. Estuve tres meses de becaria, pero fue una época estresante. McQueen me gustaba mucho, pero luego vas y ves mucha locura. No te da tiempo hacer otras cosas.Tenía jornadas de trabajo de más de 12 horas. No podía dedicarme a diseñar cosas para mí. Además, yo estaba allí sin ningún tipo de ayuda económica ya que las prácticas no eran remuneradas”, explica Leyre.
Tras este periodo en el extranjero, la joven volvió  a Madrid para trabajar, esta vez, para Loeweun cambio que le permitió regresar a su país, tener algo de dinero y tiempo libre para dedicarse a diseñar para ella.
Al conocer la noticia de que su colección había sido aceptada para desfilar en el EGO, la pasarela de los jóvenes creadores de la Semana de la Moda de Madrid, Leyre dejó las prácticas y empezó a confeccionar los diseños de Quimaere.
En el mundo de la moda, al igual que en otras profesiones, muchas de las prácticas no son remuneradas. Las firmas entienden que el solo hecho de estar con ellos, es un regalo. “En Londres solo me pagaban la comida. Si no trabajas gratis y de esta manera, es difícil que te llamen de sitios. Si no hubiera entrado en McQueen no me hubieran cogido en Loewe. Es una inversión, porque llevas en tu CV sus nombres y es algo que pesa mucho”, confiesa Leyre.
Por el momento Leyre no tiene prendas a la venta, sin embargo, tras estrenarse en el EGO abrirá una tienda online e irá haciendo la ropa poco a poco en su casa-taller de Villanueva de la Cañada.
Quimaere, la gran inversión de los Valiente
Apasionada de las películas de ciencia ficción, Leyre ha creado una colección que pretende hacer un recorrido por las etapas del hombre, acercando su figura a la de los dragones: seres monstruosos que en el fondo están rodeados de magia y encanto. Retomando la idea que utilizó en su trabajo final de carrera, la joven ha mantenido cinco de aquellos vestidos, mezclándolos con nuevas propuestas, más maduras y trabajadas.
“He querido plasmar la evolución de una persona, desde que nace, con colores pasteles e inocentes, luego más oscuros para simbolizar el periodo oscuro de la adolescencia, para terminar con la edad adulta y tonos luminosos que simbolizan la madurez”.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: